A propósito de frío el fin de semana del 1 de mayo en la costa: ¿De qué manera nos afecta la vaguada costera en su fase fría?

WP_20140817_007El fin de semana del 1 de mayo estuvo gris y helado en gran parte de la costa de la Región de Coquimbo. La neblina trajo problemas no sólo para los habitantes de la zona. También para los turistas, que gustan del sol en la playa, se complicó el panorama. Además, en el aeropuerto de La Serena los vuelos se retrasaron a causa de la niebla. En  Los Vilos, La Serena, Coquimbo las temperaturas no superaron los 14ºC. Por contraste, en las ciudades interiores, como Vicuña o Salamanca, se alcanzaron poco más de 30ºC.

Pero, ¿por qué ocurre esta diferencia tan grande de temperatura y la nubosidad?. Según explica Luis Muñoz, meteorólogo del CEAZA, este evento de abundante nubosidad baja, nieblas y frío está asociado a la parte fría y húmeda de la vaguada costera, que se caracteriza por ser muy variable en su extensión geográfica, tiempo y que afecta principalmente a la costa norte y central del país.

“Durante el fin de semana pasado, la mayor extensión de este fenómeno fue durante el domingo 30 de abril, día en que abarcó desde la región de Valparaíso al norte, con abundante nubosidad en costa y en parte de los valles”, explica Muñoz.

El integrante del centro científico CEAZA añade que la extensión temporal que alcanzó se debió al lento desarrollo y avance de norte a sur de la vaguada costera, y por el cambio de la dirección del viento, que habría potenciado su establecimiento en esta parte de la costa.

¿La extensión temporal del evento del fin de semana es algo normal o es extraordinario?

Es algo normal, fueron aproximadamente 2 a 3 días en que la costa de la Región de Coquimbo estuvo con abundante nubosidad y nieblas. Han existido ocasiones en que la nubosidad costera ha permanecido por más de una semana en la zona.

Diferencias de temperatura

Muñoz aclara que la diferencia de temperatura generada por el evento entre la costa y los valles de la Región se debe a la interacción de dos fenómenos, una vaguada costera y una dorsal en altura.

“La vaguada costera en sí presenta dos situaciones llamadas subsidencia, o descenso de corrientes de aire a niveles inferiores de la atmósfera, y vientos del este. Estas permiten que en el interior de la región las temperaturas sean mucho más altas que la costa, pero al haber una dorsal en altura, que traslada aire cálido y seco en la atmósfera media y alta desde el norte hacia el sur, la subsidencia es intensificada, por lo que los efectos que tenga la vaguada costera en las temperaturas máximas del interior es intensificada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *