En cuenta pública del CEAZA, en 14º aniversario: Destacan valor de la ciencia para la adaptación al cambio climático, la toma de decisión y el bienestar social

DSC_0209Unas sesenta personas se reunieron en el auditorio del Ministerio de Obras Públicas en La Serena, para conocer el trabajo desarrollado por el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), durante el 2016, en su cuenta pública anual.

En la oportunidad Bernardo Salinas, Secretario Regional Ministerial de Gobierno, destacó la importancia de la labor del centro científico en la Región de Coquimbo, como aporte a las decisión política, a la democracia y al desarrollo de la humanidad.

“En el COE (Comité Operativo de Emergencia) vemos la importancia que tiene el CEAZA, pues nos permite hacer una comparación, considerando el factor de local, para tener mayor certeza e informar a los comités de protección civil de cada municipio (limpieza, manejo integrado de quebradas, manejo integrado de cuencas)”, señaló.

Salinas destacó que el saber que se genera en esta zona no sólo tiene y puede tener repercusiones locales sino que también a nivel nacional e internacional.

“Queremos renovar nuestro compromiso con el centro porque un gobierno inteligente sabe dónde consultar, pues el conocimiento no lo manejamos y la inteligencia está en saber dónde encontrar ese conocimiento para la toma de decisión.

DSC_0170En la misma línea, Luis Moncayo, presidente del directorio la corporación CEAZA, profundizó en la utilidad de la información científica para la toma de decisión y planteó la necesidad de consolidar la función del CEAZA de contribuir en una lógica de asesoría al sector político de nuestro país y en particular de nuestra región, para que ese sistema, “tome decisiones lo más acertivas posibles”, frente a los dilemas que cotidianamente enfrenta.

También relevó la reinvención, profundización y consolidación de logros, como desafíos y conceptos adoptados para la proyección institucional de la corporación científica que encabeza.

“Quisiera hacer una invitación a las instituciones fundadoras del CEAZA; a la Universidad de La Serena, a la Universidad Católica del Norte y al Instituto de Investigaciones Agropecuarias, para que seamos capaces de reinventar una nueva forma de trabajo entre los académicos e investigadores de estas instituciones, más los investigadores del CEAZA y que no son miembros de las instituciones fundadoras. Esto porque el Centro fue posible gracias a la calidad, productividad y a las competencias que tenían hace 14 años atrás los investigadores de estas tres instituciones. Pues cuando nacimos no había ni un solo investigador contratado, el trabajo inicial lo realizaron los investigadores de mayor productividad científica de estas instituciones”.

Enfatizó también en su intervención en la relación del CEAZA con el mundo productivo, como parte de un doble trabajo, para seguir haciendo ciencia básica, pero además para efectuar investigación aplicada, transferir, y, de esta forma, buscar soluciones a los problemas del mundo productivo a través de la investigación.

“Aquí se abre un campo de posibilidades enorme, de trabajo conjunto con el mundo productivo … nosotros no sólo trabajamos con los productores agrícolas o acuícolas, también trabajamos con el sector minero, y en ese sentido hemos descubierto a la vuelta de estos 14 años que este nuevo desafío, de profundizar la relación con el mundo productivo, es lo que también aporta a la sustentabilidad del trabajo del CEAZA”, aseveró.

En el encuentro el director ejecutivo del CEAZA, Carlos Olavarría, explicó detalles de las diferentes áreas de trabajo del CEAZA y de las nuevas que se han incorporado, como planificación territorial, ecofisiología de peces y oceanografía biológica, junto con dar la bienvenida pública a los integrantes que se han sumado a la institución en el último año.

Asimismo, el gerente corporativo del CEAZA, Claudio Vásquez, destacó el trabajo de transferencia de información que realiza el centro en diversas partes del territorio regional, junto con relevar el desafío de internacionalización que plantea la nueva hoja de ruta para los próximos diez años y que llevará a consolidar las relaciones con instituciones de otras naciones e intentar nuevas colaboraciones especialmente en Sudamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *